Xavi Tutusaus

Xavi Tutusaus

 

Como a tantos otros chavales, en su momento mis padres me regalaron una caja repleta de minerales, unos 20 o 30 quizás. Los recuerdo en una caja naranja dividida en compartimentos con un plástico como cubierta para cada mineral. Seguro que no tenían ningún valor especial, pero era inevitable la atracción que ejercían; sólo eran piedras, pero el color y/o la forma los hacían especiales.

A la vez también me atraían mucho los fósiles. De hecho, más que los minerales. Pensar que aquello en algún momento tuvo vida lo hacía sugerente, al fin y al cabo un mineral nunca se ha movido por su cuenta.

Desde siempre y supongo que contagiado por la pasión de mi madre, también me ha atraído mucho la  arqueología. Tanta debía ser mi devoción que en el colegio una profesora se atrevió a pronosticarme un futuro en la arqueología. Bueno, la vida lleva a caminos diferentes y, a pesar de la pasión por el antiguo Egipto, mi futuro resultó ser la informática, con estudios de ingeniería técnica en informática, realidad virtual y entornos multimedia. Ya van más de 20 años como profesional y, desde el instituto, como aficionado a programar videojuegos ...

Vuelta al principio, los minerales. Después de ver los de Jordi, tanto los de su colección privada como los que tiene en su web, la espectacularidad de algunos ejemplares hace que tanto la vida que en su momento tuviera un fósil, como las tumbas y tesoros de los faraones, no puedan rivalizar con la belleza de muchos de estos minerales.

Ahora como informático de Jordi espero poder valorar en primera persona esta nueva faceta de mi vida, poniendo todo el esfuerzo en mejorar si es posible esta magnífica web en su parte informática, y esperando también poder disfrutar con las nuevas tecnologías que presenta respecto a lo que he venido haciendo hasta ahora.

Xavi Tutusaus

Volver a la página del décimo aniversario